Lomas de Zamora: el Municipio inició un aislamiento total para dos barrios

0
146

Coordinado por el Ministerio de Desarrollo Social, organizaciones sociales y la Comuna, la Municipalidad de Lomas de Zamora puso en marcha una experiencia de aislamiento total para los barrios El Campanario y Los Pinos en la localidad de Lavallol. Las entradas estarán custodiadas por policía, habrá postas sanitarias y se realizará un registro de egresos. Buscan evitar la propagación en zonas vulnerables donde el estado no llega. Ya hay denuncias por militarización de los barrios.

Solicitado por la UTEP, en el marco del Comité de Emergencia Social (que reúne funcionarios nacionales, organizaciones sociales e Intendentes) que conduce el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, el Gobierno nacional buscará poner en funcionamiento una experiencia de cuarentena barrial, para zonas vulnerables del conurbano. Con la posición general de que no se puede pedir que se cumpla el “quedate en casa” en lugares donde la gente vive hacinada y que la propagación del coronavirus en esos lugares podría ser indetenible, se buscó una opción general que permitá a los vecinos poder seguir viviendo con ciertas normas.

Lomas de Zamora será el prototipo de esta experiencia. El lunes se terminó de definir luego de una reunión con los referentes de los barrios El Campanario y Los Pinos.

De esta mañana, la Comuna, en coordinación con Desarrollo Social y la UTEP, insatalarán posta sanitarias y policiales en los ingresos al barrio que reducirán a solo cuatro lugares. Habrá mesas de información, ofrecerán alcohol en gel para desinfectar las manos y se hará un registro. Esta última medida, señalan, tiene dos objetivos, poder hacer cumplir que cada vecinos salga de su casa con una actividad específica (por ejemplo ir a hacer compras) y que nadie ajeno al lugar ingrese, con la intención de evitar que el virus llegue desde afuera.

Asimismo, se realizarán operativos de salud constantes, con un censo para conocer la población general y detectar quienes están dentro de los grupos de riesgo y que necesiten asistencia, así como vacunar con la antigripal y la de la neumonía. En materia social, habrá trabajos en los espácios públicos de los barrios de mantenimiento, así como fumigación contra el dengue y desinfección en zonas comunes (como por ejemplo escaleras y halls de los monoblocks de El Campanario).

Por la crisis económica que genera la pandemia y para evitar la circulación, el mega operativo contará con una asistencia alimentaria para las familias que no tengan ingresos.

Los vecinos participarán de una mesa de crisis para evaluar el funcionamiento de las medidas y cómo han ido avanzando.

De la misma forma, desde la UTEP adelantaron que esperan poder llegar a una segunda etapa del proceso donde se puedan general cooperativas de trabajo barriales, para encargarse de la mayoría de las tareas y que funcionen como una fuente de ingreso para los vecinos del lugar.

Uno de los puntos de polémica que genera la medida es la presencia policial en los barrios. “No queremos guetos”, señalaron desde la UTEP y explicaron que las postas en los ingresos estarán coordinadas por personal municipal o de las organizaciones, no por las fuerzas de seguridad. Aún así, desde el Frente de Izquierda y los trabajadores acusaron a la Municipalidad de generar un “aislamiento represivo” y hablan de militarización de los barrios.

Fuente: El Termómetro Web

Compartir

Deja un comentario